EL DIAMANTE

Todo lo extremadamente escaso se convierte en valioso. El diamante, debido a su belleza, su gran dureza, su escasez y su portabilidad, el diamante se considera el rey de las gemas.
Las características y propiedades que determinan la calidad del diamante tallado, se resumen en las 4C, para así poder elaborar un ¨carnet de identidad¨, ya que no existen dos diamantes exactamente iguales.
De acuerdo a una serie de reglas Internacionales para la graduación de los diamantes pulidos, elaboradas por el Consejo Internacional del Diamante (IDC).

Quilate

El peso de un diamante se mide en quilates, un quilate es igual a 0.2 gramos. El nombre procede de una semilla de algarrobo, que se utilizaba para medir los diamantes en el pasado.

Tressor ofrece una amplia gama de quilates, según los engastes del diamante.

Pureza

La calidad de un diamante puede verse afectado por sus imperfecciones naturales, llamadas inclusiones. Determinada por la presencia o ausencia de características internas o externas. La pureza del diamante depende de su número de inclusiones, de su volumen y posición en
éste.

Por ello, la experiencia desarrolla un gran papel de gran importancia en su evaluación. La escala realizada por HRD Antwerp la clasifica desde “loupe clean” o “puro” sin defectos visibles incluso utilizando una lupa de 10 aumentos, hasta “piqué” inclusiones visibles a simple vista.

El diamante Tressor Joyas

Color

Durante siglos, el diamante perfecto se ha definido como incoloro. Sin embargo, los diamantes pueden tener cualquier color del arco iris. La mayoría de las piedras calidad gema engloban un espectro de tonalidades que abarcan desde el casi incoloro hasta un amarillento de gran calidad, así como marrón o gris.
Las piedras que cuentan con una gran intensidad de colores son excepcionales, ya que se trata de caprichos de la naturaleza.
HRD Antwerp clasifica el color en una escala de la D a la Z, por orden alfabético, la D indica “blanco excepcional”, la Z es “con color”.

El diamante Tressor Joyas

Talla

Definida por la proporción, simetría y pulido.
Unas buenas proporciones son vitales para el brillo, el “fuego” y por último la vida del diamante.
Las proporciones solo se evalúan en los diamantes talla brillante (redonda).

Si quiere saber más datos curiosos sobre el diamante, póngase en contacto con nosotros.

Puede seguirnos en nuestras redes social media.

Con mucho gusto le atenderemos.